Comunicación espacial en ciencia ficción: el Ansible.

mass-effect-2-cgi-room

Un ansible es un dispositivo o tecnología ficticia capaz de establecer comunicación instantánea o superlumínica (más rápido que la luz). Puede enviar y recibir mensajes a un dispositivo a cualquier distancia y sin retraso. El término ansible es ampliamente compartido a través de los trabajos de varios autores de ciencia ficción.

Cuando nos encontramos viajando en el espacio y necesitamos comunicarnos, estas comunicaciones se producen a la velocidad de la luz, por lo que, si pudiésemos viajar a otras estrellas, las comunicaciones tardarían años en llegar.

Esto se convierte en un problema para cualquier obra de ciencia ficción que se desarrolle en el espacio, por lo que había que inventar algo que lo solucionase.

El término Ansible fue acuñado por Ursula K. Le Guin en 1966 para su novela, El mundo de Rocannon. Le Guin dice que derivó la palabra ansible del inglés answerable (respondible, que puede responderse), como un dispositivo que permite a los que lo reciben responder los mensajes en un intervalo razonable de tiempo a distancias interestelares.

El nombre y función del aparato ha sido usado por numerosos autores de ciencia ficción como por ejemplo Orson Scott Card, Elizabeth Moon, Jason Jones y Vernor Vinge. En otras ocasiones cambia el nombre, pero el efecto es el mismo. Esto hace que sea un recurso importante en la ciencia ficción.

Pero lo más interesante es el funcionamiento de este dispositivo según la obra o el autor. A continuación enumeramos algunas soluciones que podemos encontrar en la ciencia ficción.

crystalMateriales ficticios

En algunas obras se crean materiales especiales que vibran simultáneamente o cristales que se sintonizan de algún modo. De esta forma soluciona el viaje en el espacio entre ambos dispositivos de forma instantánea mediante la resonancia entre dispositivos.

Podemos encontrar este tipo de solución en Crystal Singer de Anne McCaffrey o en la serie de The Age of Unreason de Gregory Keyes.

triocreatearNano-agujeros de gusano

Hay obras que se valen de esta teoría para el funcionamiento del ansible. Abriendo pequeñísimos agujeros de gusano entre un dispositivo y otro se permite pasar la comunicación por rayos láser que viajan entre los ansibles. Estos agujeros de gusano unen el espacio entre ambos mediante nanotubos, de forma que en la práctica transmiten todos los datos como si estuviesen en el mismo lugar.

La novelas Maestro del Tiempo de Robert L. Forward contiene un buen ejemplo de esta solución.

quantumEntrelazamiento cuántico

Utilizando una propiedad predicha en 1935 por Einstein, Podolsky y Rosen. El entrelazamiento es un fenómeno cuántico, en el cual los estados cuánticos de dos o más objetos se deben describir mediante un estado único que involucra a todos los objetos del sistema, aún cuando los objetos estén separados espacialmente. De esta forma, al codificar información dentro de un dispositivo, inmediatamente se codifica también en el receptor.

Este método de funcionamiento del ansible es utilizado en Cielo de singularidad de Charles Stross, el juego de Ender de Orson Scott Card, la película Avatar o el videojuego Mass Effect.

relayPuentes o balizas intermedias

Algunos autores se valen de dispositivos intermedios que es donde realmente se produce la comunicación instantánea. Estos puentes utilizan dimensiones paralelas o túneles espaciales donde la información viaja casi instantáneamente. Sin embargo, sí que hay pequeños retrasos en la información mientras viaja del emisor al puente y de este al receptor.

Isaac Asimov y su serie de La Fundación son un buen ejemplo de este sistema. Espacio conocido de Larry Niven también usa este modelo.

alien-technology-from-prometheus1Tecnología extraterrestre

A veces ha sido otra especie extraterrestre la que ha desarrollado estos dispositivos y los humanos simplemente se valen de ellos sin conocer bien su funcionamiento. Esto hace también que los dispositivos no se puedan reproducir y por lo tanto solo existe un número limitado de los mismos.

El problema de los tres cuerpos de Liu Cixin representa bien esta solución.

new_horizons_4q_poster_v3.png

ACTUALMENTE

En la exploración del Sistema Solar, las comunicaciones entre las sondas espaciales y la Tierra se realizan por medio de señales de radio en la banda X. A mayor distancia, menor es el caudal de comunicación. Esto supone un límite para misiones como la New Horizons, que sobrevoló Plutón en 2015, y que es una de las más alejadas actualmente.

Por ejemplo, a la distancia desde Júpiter, la velocidad de comunicación era de 38 kilobits por segundo. Sin embargo, desde el distante Plutón, el caudal de comunicación era tan solo de 600 a 1200 bits por segundo.

A ese ritmo, si pensamos en el envío de una fotografía a la velocidad de 1000 bit/s, la transmisión requiere del orden de 10 horas. Así, para enviar las fotografías que la sonda tomó de Plutón hicieron falta 9 meses. Y no olvidemos que, cuando la sonda New Horizons sobrevoló el planeta enano, se encontraba a casi 5 horas luz de la Tierra, con el retraso que ello suponía para la recepción de la información en la NASA.

Queda claro que establecer comunicaciones con sondas o estaciones más lejanas supone un desafío tecnológico. Con perdón de la ciencia ficción, aún nos queda mucho para soñar con un ansible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s